Cómo vivir sin internet en una sociedad altamente conectada

In ACTUALIDAD, blog, INTERNACIONAL, Opinión Panamericana, Portada, TUPlan
internet
Escrito por María Fernanda Zavala en colaboración con María Fernanda Velázquez

Todos los años el día 17 de mayo se celebra el día del Internet. Hoy más que nunca, después de dos meses encerrados durante la pandemia, sabemos la importancia que tiene. Por lo general, plantearnos cómo sería nuestra vida sin él es una cuestión que nadie aborda. El estar conectados a todo el mundo y tener la información con prontitud es algo que damos por hecho y que encaja en el rompecabezas de nuestra existencia.

El Internet nos ha brindado nuevas ideas para pasar el rato. En toda la red hay millones de consejos e información de utilidad para llevar a cabo cualquier actividad. Tener información con prontitud ha revolucionado la forma en que hacemos las cosas, y cómo comunicamos algo. También al alcance de un clic podemos hacer una compra y ver cómo lo digital se transforma en material en sólo dos días, aunque esté del otro lado del mundo.

Las redes sociales nos demuestran que se puede ver a millones de personas y las actividades que realizan las 24 horas del día. Simplemente, hoy en día no podríamos haber tenido la cantidad de opciones de entretenimiento en la pandemia y más de uno habría terminado loco, encerrados en cuatro paredes. Debemos agradecer que fácilmente conseguimos ver a nuestros amigos en una pantalla, sin tener que esperar tres meses para verlos.

¿Qué pasaría si no existiera Internet?

Esta cuarentena nos está transformando de manera individual y colectiva, es un hecho. Muchas personas deciden utilizar el tiempo de manera provechosa y otras deciden utilizar este tiempo de descanso. Muchos piensan que quizá no se presentará una situación similar al coronavirus una vez terminada la cuarentena. En todo caso, una actitud y visión positiva siempre es indispensable para no perder nuestra cordura. Y hablando de cordura… ¿La desaparición de algo tan necesario como el Internet podría ponernos en una situación todavía más crítica? Veamos algunos panoramas hipotéticos:

  • Sin Internet las relaciones sociales tendrían, probablemente, un lazo mucho más fuerte que el que solían tener. Sobre todo, al no invertir tanto tiempo en nuestras vidas online plasmadas en las redes sociales. Lo más recomendable sería tener tiempo de calidad a solas, con nuestros amigos y familia. Estar en contacto puede ser posible por medio de llamadas telefónicas al igual que regresar a los métodos convencionales. Entre ellos se encuentran los románticos que usan las cartas. Un equilibrio de trato humano es necesario, siempre y cuando no olvidemos lo importante que es meditar de manera solitaria. Hay muchas opciones más allá de las redes sociales.

  • Los encuentros serían más amenos, valoraríamos lo importante que es el trato humano físico. Probablemente se valoraría más el ambiente laboral, educativo, etc., que crean las personas también. 

  • Agradeceríamos más el tiempo que pasamos en casa, pues con la rutina del día a día, procuramos no perder el control de nuestras vidas para tener un rumbo claro, entender dónde estamos y a dónde queremos ir. A pesar de no poder hacer muchas cosas cruciales, el Internet no es indispensable para realizar nuestras cosas. Quizá no sería tan sencillo como antes, pero nos sacaría de nuestra zona de confort.

  • Veríamos cada vez más la importancia no sólo de nutrir nuestra mente, sino de tener cuerpos saludables y mantener la salud que nuestro cuerpo exige para una mejor calidad de vida. Al no tener tantas opciones fáciles y sedentarias de entretenimiento que nos proporciona el Internet, mejoraríamos por medio de los métodos tradicionales de ejercicio. Así, alargaríamos nuestra expectativa de vida.

  • Es cierto que somos el único ser vivo racional con capacidad de decidir, sentir, y pensar. El Internet a veces nos hace sentir invencibles. Por eso, la importancia de valorar todos los puntos anteriores mencionados y darse cuenta que bien, a pesar de que el Internet es y ha sido un aspecto importante en nuestras vidas, no debemos depender nuestro bienestar en todas las facilidades que este nos da. 

  • Si nos situamos en una situación hipotética (pero realista) como ésta, donde existe la posibilidad de perder el Internet tarde o temprano, nos daremos cuenta de lo importante que es el forjar nuestro carácter, alejándonos de las facilidades y acercándonos a los seres humanos a “la antigua”. Aunque parezca un panorama casi imposible, debemos estar preparados.

You may also read!

reels logo

Instagram Reels: La red social lanza su más nueva función

La plataforma Instagram ha lanzado su más nueva función: Instagram Reels. Este es un nuevo formato de video que

Leer mas...
whatsapp-image-2020-08-05-at-11-38-15

¡Ya hay de otra!

Siendo fieles a su lema, la Liga de Balompié Mexicano (LBM) brinda oportunidades a los jóvenes futbolistas de nuestro

Leer mas...
Botón

El botón de emergencia se pospone en Jalisco

El mandatario estatal, Enrique Alfaro, anunció que habría cambios al funcionamiento de la contingencia y que no presionará, de

Leer mas...

One commentOn Cómo vivir sin internet en una sociedad altamente conectada

  • Rafael Santana

    Muy interesante tu opinión Fer. Me gustaría saber si tus conclusiones parten de lo que piensas que sería el mundo sin internet o has platicado con aquellas personas a las que les tocó vivir sin internet y que ni siquiera pensaban que alguna vez existiría.

Leave a reply:

Your email address will not be published.

Mobile Sliding Menu