“¿Qué obstáculos atrasan el desarrollo?”, Ade Mabogunje.

In INTERNACIONAL, No tan reciente, Perfiles culturales
INNOVA131115II

Si al final del año, que ya está muy próximo, diera un premio a “El Desconocido más Inspirador”, o mejor, “La Mejor Persona del Año con la que Apenas Crucé Dos Frases”, definitivamente se lo llevaría Ade Mabogunje.

Mabogunje es un hombretón de tez morena y voz gentil que se codea con los mejores ingenieros de Stanford University, donde obtuvo su Maestría y Doctorado en Ingeniería Mecánica y, actualmente, es Director Asociado del Centro para la Investigación en Diseño, muy lejos de su tierra natal: Nigeria, África.

Cuando  Mabogunje entró a las 12:30 horas en el Auditorio Santander Universidades de Nuestra Casa de Estudios para impartir su charla “Diseño, Tecnología y Emprendimiento”, en el marco de INNOVA; evento realizado por la Escuela de Ingeniería en Innovación y Diseño, los asistentes se pararon de sus asientos y aplaudieron, tal como lo despedirían 90 minutos más tarde.

“Vengo a hablarles de mi trabajo”, anunció mostrando una sonrisa blanca y las manos extendidas a los costados. En el relato de su exitosa carrera Mabogunje reveló la pregunta que catapultó todo su trabajo: “¿Qué obstáculos atrasan el desarrollo?”, centrado en las comunidades con dificultades económicas. Explicó que pueden ser todo tipo de razones; culturales, geográficas, inclusive religiosas.

Allí es donde entra el diseño como factor de cambio en una sociedad. “Como humanos no diseñamos el sol, la luna o las estrellas… pero casi todo lo demás sí: el gobierno, la familia, los negocios, la medicina.”, declaró Mabogunje a unos estudiantes y profesores atentos a cada una de sus palabras dichas en inglés para no perder el hijo de la ponencia.

El caso con que ejemplificó un medio ambiente adecuado para el progreso fue, claro, Silicon Valley; la renombrada zona sur de la Bahía de San Francisco, California; centro líder para la innovación y desarrollo de alta tecnología. A todo esto, el expositor aseguró que México puede desarrollar su propio Silicon Valley si pone el énfasis en el proceso del diseño, y no en el producto resultante. También, si crea comunidades donde a los ingenieros puedan fracasar sin miedo a ser juzgados, y se les provea feedback para mejorar.

Así pues, Mabogunje se aseguró de dejar claro que el diseño supera la capacidad de crear objetos estéticos, cambia economías y evoluciona con éstas, razón por la cual debe de comenzar a medirse como factor de crecimiento en una sociedad. Algunos de los factores que deberán de tomarse en cuenta, según el ponente, para medir el diseño son: los gestos, las emociones y la variedad de cualidades en los integrantes de un equipo de trabajo. Mabogunje ya ha comenzado a medir lo, hasta ahora, inmedible, bajo sus métricas.
“El diseño es esencial en el ataque a los nuevos retos: la vejez, los desastres naturales, la orfandad, y el desarrollo de las comunidades. ¿Cuál será tu impacto en el mundo?”, cuestionó a los presentes, me cuestionó a mí.

You may also read!

asetur-México-destinos

Día Mundial del Turismo: México requiere la recuperación del sector

Ante la prolongada crisis generada por el coronavirus, el Día Mundial del Turismo es un momento para plantear la

Leer mas...
3411930

Un Roland Garros en otoño y diferente

El Grand Slam se disputará, por fin, desde mañana 27 de septiembre al 11 de octubre en la capital

Leer mas...
Enola Holmes

Enola Holmes, la detective feminista para las próximas generaciones

Millie Bobby Brown interpreta a Enola Holmes en el nuevo filme sobre la hermana del icónico detective Sherlock Holmes.

Leer mas...

Leave a reply:

Your email address will not be published.

Mobile Sliding Menu