Mario A. Carrasco: “En Guadalajara, el 90% de los edificios podrían aguantar un sismo”

In Opinión Panamericana, Portada, TUPlan
Ing. Mario Alberto Carrasco durante su intervención.

Guadalajara podría afrontar un sismo de 8,2 grados en la escala de Richter como el del pasado 19 de septiembre. Esta fue la relevante conclusión a la que se llegó en el evento UP Somos Todos, celebrado el lunes 23 de octubre en nuestro campus, y que tuvo como objetivo recaudar 40 mil pesos para el apoyo a estudiantes de la UP México afectados por el terremoto.

La mesa panel, que formaba parte de un proyecto conjunto entre los grupos estudiantiles  Red de Líderes y la Sociedad de Alumnos de la Universidad Panamericana (SAUP) campus Guadalajara, contó con la participación de seis panelistas que expusieron los entreveses del 19S desde seis áreas del conocimiento: estructuras, emprendimiento, comunicación, economía, política y protección civil. El denominador común de todas las pláticas fue la respuesta a esta pregunta:

¿Guadalajara aguantaría un terremoto como el del 19S?

El ingeniero estructural, Mario Alberto Carrasco, fue el experto que externó la respuesta que más murmullos despertó entre los asistentes cuando señaló que, para las revisiones que se hacen de las obras públicas en la ciudad de Guadalajara, “no se exige ninguna certificación estructural a ingenieros para avalar la construcción de un edificio. Puedes ser recién egresado y firmar como responsable de la obra”.

Ing. Mario Alberto Carrasco durante su intervención.
Ing. Mario Alberto Carrasco durante su intervención.

Carrasco afirmó: “En Guadalajara, el 90% de los edificios sí podrían aguantar un sismo. El ingeniero matizó que si bien “no se caerían”, estos hoy en día se diseñan “para que aguanten lo mínimo necesario”. “¿Por qué no los diseñan para que aguanten más?”, cuestionó Carrasco.

Y continuó: “El reglamento de construcción [del estado de Jalisco] considera como requisito sólo que los edificios no se vayan a caer, ¿por qué? porque sale mucho más caro hacer edificios que sean operables inmediatamente después de un desastre -cuyos interiores no se dañen- para un inversor. La economía de la construcción se iría un poco para abajo, ya no sería tan rentable construir aquí, como hemos visto con este boom de edificios verticales”.

“Economía y política se tienen que juntar”

Para exigir que se hagan edificios más seguros, que no aguanten el mínimo, “ya entra un tema en que la economía y la política se tienen que juntar con el gremio de ingenieros”, reconoce Carrasco. “Quizá no todos los edificios tengan que hacerse muy seguros, pero uno como usuario debería pedir que fuese así; aunque el reglamento me asegure que no me voy a morir, los daños a mi patrimonio son cuantiosos”, sentenció.

Durante el seísmo del 19S, Alberto Carrasco fue uno de los ingenieros en las brigadas de rescate que se dedicó a la evaluación de los daños de los edificios. “Algunas personas estaban desconsoladas porque, aunque su departamento no se hubiera caído, los daños a la estructura del edificio y a los interiores del hogar lo hacían prácticamente inhabitables”.

You may also read!

2019-10-10

Fiestubre jalisciense

Millones de bloques de Lego, un teatro experimental, un show de rayos láser, luces y música, un pabellón con

Leer mas...
carlos-gonzalez-puso-reposicion-fotos

Pumas rescata el empate frente al Chivas

Aunque fueron superiores, las Chivas no pudieron conseguir la victoria de local frente a unos Pumas que salieron a

Leer mas...
Foto: AFP

Las contradicciones del Presidente

La noche del domingo el Presidente Andrés Manuel López Obrador dio su primer Grito de Independencia en el Zócalo

Leer mas...

Leave a reply:

Your email address will not be published.

Mobile Sliding Menu