Magia, arte y talento en El origen de Nunca Jamás

In No tan reciente, TUPlan, Uncategorized
img_6464

“Ya no las hacen así” fue el primer comentario que alcancé a escuchar entre una bola de ruido. Después me puse a pensar en qué hablaba aquella adolescente entusiasta cuando gritó eso a los cuatro vientos, hasta que vi que a unos metros había una máquina de palomitas, de las viejitas, donde meten el maíz en una olla de metal hasta que explota contra el cristal. El olor de esas palomitas fue definitivamente lo primero que me sorprendió en mi visita al Teatro UP.

La representación tuvo lugar en la cancha de baloncesto del Poliforum. La duela pulida y reluciente soporta las sillas de los espectadores; entre ellos me sorprende ver a muchos niños, adultos y seguramente tíos de los actores ansiosos por ver El Origen de Nunca Jamás, una precuela de Peter Pan.

Nos recibe un manequin challenge -vídeo con muchos protagonistas totalmente congelados ante la cámara- hecho por los actores y las bailarinas al principio de la obra, como si fueran maniquís. Después de ver a los actores congelados por dos minutos me siento en la penúltima fila y, junto con mi compañera Tatiana, disfruto de mis M&Ms amarillas y palomitas con extra mantequilla de las famosas que venden afuera.

La obra comienza. Las bailarinas contribuyen suman su papel al de los actores para hacer una gran aportación visual y artística a la obra, le dan un buen sazón a la trama y los bailes crean una armonía visual. Una buena parte de la puesta en escena se desarrolla en dos barcos que llevan cofres cargados con polvo de estrella. Molly, la actriz principal interpretada por Karla Michelle, está en una misión de proteger ese polvo de estrellas y la obra muestra todas las aventuras por las que pasa esta inocente niña.

Inspirada en Peter Pan, El Origen de Nunca Jamás incluye a una gran variedad de los personajes clásicos, coreografías que son parte de la historia y hasta sirenas y cocodrilos gigantes; hay partes donde los actores también cantan y eso le da un toque muy original y de calidad ya que las voces son buenas.

Una obra de teatro estudiantil con mucha perspectiva, los actores son compañeros de la Universidad y es interesante poder ver las transformaciones físicas y de personalidad; las actuaciones son verdaderamente buenas y me gustaría destacar la química que tienen el Capitán Garfio (Adolfo Rojas) y el señor Smith (Carlo Mojovich), la manera de desenvolverse en el escenario y de entrar en el papel está muy bien lograda, con chistes que intensifican la actuación e interacciones con un público que en todas la ocasiones responde con carcajadas frecuentes; la fluidez de diálogo a lo largo de toda la obra y, sobre todo, entre estos dos actores contribuye para que el desarrollo de la trama sea más ameno.

img_6464img_6463-1

El vestuario es bueno y la actuación de Álex Suárez, como cuidador de la isla mágica, es chistosa y ágil.

Es una oportunidad de abrir un poco nuestros horizontes, de cambiar esa serie norteamericana que no se pierden por una opción mucho más endémica, artística y sobre todo mágica como lo dicen los actores al final; los invito a que vengan a darse una vuelta y apoyen a estos jóvenes talentos mexicanos que muy pronto estaremos viendo en Netflix y en el cine.

 

You may also read!

Un secreto guardado en lo más profundo de Chile

Netflix ha decidido darle la bienvenida a 2019 con la publicación de varias series y películas de hace algunos años en

Leer mas...
51757589_316993972494136_2217268865035927552_n

“La Revolución francesa fue una revolución de moda”, José María Paz Gago

El Dr. José María Paz Gago, catedrático de la Universidad De La Coruña (España), impartió el  martes una conferencia

Leer mas...
Processed with VSCO with hb1 preset

Té para el emperador

Últimamente está de moda escuchar que las amigas se van a tomar un té chai o un té matcha.

Leer mas...

Leave a reply:

Your email address will not be published.

Mobile Sliding Menu