El Premio Polar y el poder de la música

In ACTUALIDAD, INTERNACIONAL, Perfiles culturales
maxresdefault-1

Las ganadoras del Premio de Música Polar, más conocido como el Nobel de la música, han sido este año la compositora estadunidense Diane Warren y la soprano rusa Anna Netrebko. Los premios fueron concedidos ayer, martes 11 de febrero, por la Real Academia Sueca de Música, con sede en Estocolmo. La RASM premia a individuos, grupos o instituciones en reconocimiento de sus logros excepcionales en la creación y avance de la música. Ésta tiene importantes figuras invitadas como, por ejemplo, el rey Carlos XVI Gustavo de Suecia.

Netrebko es una soprano “con poder de estrella” considerada por muchos expertos como “la prima donna reinante en el siglo XXI”. La condición de estrella tiene un significado más profundo en el mundo de la ópera, ser un virtuoso vocalista no es suficiente. Como forma de arte, la ópera se trata también de capturar la atención de la audiencia. Nadie en la época moderna lo hace mejor que la diva Anna Netrebko”, explicó el jurado. El fallo resaltó la “magnífica voz” y el “brillante carisma” de la soprano rusa, que mantiene “viva” la ópera y atrae la atención de nuevas audiencias, además de ser la primera música clásica en ser incluida en la lista de cien personas más influyentes de la revista estadunidense Time.

Diane Warren cantante y compositora, estudió en el conservatorio de San Petersburgo, debutó en los escenarios a los 22 años y en su carrera de dos décadas ha interpretado a las heroínas más icónicas del mundo de la ópera, lo que le ha supuesto galardones como el International Opera Award a mejor cantante y el de artista del año del Classical BRIT Award. El jurado de Warren la ha considerado “maestra de la escritura para voz humana” y “reina de la música popular estadunidense”. Ganadora de varios Emmy, Grammy y Golden Globe, ha escrito 32 temas que han entrado en el “top 10” de la lista Billboard, nueve de ellos números uno, y cuenta con una estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood. Ha compuesto además temas para más de cien películas, con once nominaciones a los Oscar. Finalmente, sus canciones han vendido más de 250 millones de discos y ha trabajado con algunos de los artistas más populares de nuestro tiempo.

nobel

Como dato curioso, El Premio Polar fue creado en 1992 por Stig Andersson (editor, compositor y representante del grupo Abba) y artistas como B.B. King, Bob Dylan, Elton John, Bruce Springsteen, Stevie Wonder, el grupo Pink Floyd, Björk, entre otros, han sido ganadores de esta estatuilla.

La música como forma de crear un mundo mejor

Es raro pensar que no fue hasta hace poco cuando el ser humano descubrió que podía usar la música como una herramienta para crear un mundo mejor. Querido lector, como amante de la música, decir que no venimos del simio podría sonar bobo a primera instancia. Sin embargo, te sorprenderá saber que en realidad venimos de la música y que siempre hemos sido parte de ella. Somos seres musicales, y muchas veces estamos condicionados por los supuestos de la cultura en que vivimos, ya que ésta nos impone modos de pensar y de percibir. Así, la música, como forma de expresión cultural, siempre ha tenido un papel muy importante en la construcción social de la realidad, ya que es un arte cuyo desarrollo va unido a las condiciones humanas de la sociedad.

¿Cómo influye la música?

Muchas personas creen erróneamente que la música no requiere ninguna evaluación y que esta es simplemente una forma de entretenimiento sin posibles consecuencias. Lo cierto es que nos hemos acostumbrado a apreciarla como una fuente de placer efímero, como una satisfacción inofensiva más que como una necesidad vital. Es cierto que la música es un arte que podemos disfrutar, pero viéndolo desde una perspectiva diferente: si la música puede hacer cambios en nosotros, ¿por qué no usar la música para cambiar el mundo? 

No solo es importante reconocer el importante logro de la soprano Netrebko y la compositora Warren al ganar este Nobel, sino que suceden en el palmarés del premio a la violinista alemana Anne-Sophie Mutter, el pionero del hip-hop Grandmaster Flash y sobre todo, la fundación Playing For Change, haciendo un gran incapié en sus funciones y apoyando públicamente lo que esta fundación aporta a nuestra sociedad.

Playing For Change (PFC)

Por otra parte, la música siempre ha sido uno de los factores más influyentes e importantes en la formación de culturas en todo el mundo, cada una diferente. Dado que la música es una forma de representación pero, sobre todo, de expresión. Sabemos que la música también es una forma de unir a las personas de todo el mundo, y este es un claro ejemplo de eso:

maxresdefault-1

Alguien dijo una vez “cantando una canción no cambiarás el mundo”, pero, ¿qué pasaría si músicos de todo el mundo se unieran para revolucionarlo con el poder de su talento y corazón? Playing for Change es un proyecto coordinado que tiene como objetivo utilizar la música como instrumento de transformación social. Los objetivos principales de este proyecto son recaudar fondos para luchar contra el SIDA en África y crear escuelas públicas de música en todo el mundo en comunidades y lugares donde la pobreza es un gran problema.

Este proyecto busca promover el interés musical y mostrar que la música puede unir corazones independientemente de raza, religión, color, costumbres y diferencias sociales y políticas. Podemos decir que si nuestras diferencias nos alejan del “Otro”, la música puede alentar el interés en ayudar al otro. Estas son algunas palabras de Mark Johnson, fundador de este proyecto:

“La música lleva a las personas a un lugar donde todos están conectados. Todos sabemos que es fácil conectar el mundo con la música, pero nuestras diferencias parecen dividirnos … la música nos conecta. “

Así es cómo la música actúa en nuestros corazones y así es cómo podemos afirmar que somos seres musicales por naturaleza, ya que ésta saca el mejor lado de nosotros. Algunos científicos llegan incluso a sostener que el término Homo musicus se ajusta más a la realidad que el de Homo sapiens. Hace sentido, ¿verdad? Al final, todos sentimos la música y dejamos que ésta haga cambios e nuestro ser. Entonces, ¿por qué no usar la música para cambiar el mundo?

You may also read!

1917-portada

Un acercamiento al interior de la Gran Guerra

Los soldados ingleses William Schofield y Tom Blake emprenden una misión a contrarreloj. Tienen que llevar un mensaje a

Leer mas...
chivas-vs-cruz-azul-1-2-jornada-6-torneo-clausura-2020

La Máquina doblega a Chivas

Chivas suma su segunda derrota consecutiva, esta vez tras caer 1-2 ante Cruz Azul en el Estadio Akron, en

Leer mas...
49488823981_2f3ff56d26_k

¿Un mensaje de equidad?

Mañana domingo 16 de febrero a las 6:50 am se llevará a cabo el Marathon Parade en Guadalajara. Este evento es conocido

Leer mas...

Leave a reply:

Your email address will not be published.

Mobile Sliding Menu