La caravana hondureña y los intereses migratorios

In ACTUALIDAD, INTERNACIONAL, NACIONAL, Portada
Crédito: el universal

El 12 de octubre, 7,000 hondureños- niños, hombres y mujeres- dejaron su país natal para encaminarse en una travesía que, si tiene un final feliz, los llevará a Estados Unidos. Son personas que van buscando un futuro mejor, y por eso huyen de los países más peligrosos y pobres de América. Otra de las razones del éxito es evitar que una amenaza de muerte se cumpla. Son esas algunas de las razones que impulsaron a tantos hondureños y algunos guatemaltecos, salvadoreños y nicaragüenses a salir del país. Y para la segunda caravana, de 1,500 personas,  fue el ejemplo de sus hermanos lo que les motivó a finalmente dejar el territorio centroamericano.

Todo comenzó con mensajes por WhatsApp o Facebook, con rumores y con chismes de boca en boca, pero al poco tiempo, salió en la televisión el aviso, y la gente se fue animando. El primero de los grupos ha recorrido ya 800 km. Bartolo Fuentes, antiguo legislador hondureño, fue uno de los principales impulsores de la caravana, y no precisamente porque su situación económica fuera desastrosa, sino porque quería mandar un mensaje al gobierno hondureño sobre el descontento del pueblo con las últimas elecciones del país, donde ganó el conservador Juan Orlando Hernández.

Sin embargo, a pesar de que el fin político era mandar un mensaje, como declaró Fuentes -quien ya fue deportado a Honduras-:“Nunca esperé que esto se hiciera tan grande. Igual llegaba a mil personas. Pero, ¿a este nivel? Para nada”. Los mismo migrantes afirman que poco les importan los intereses de los gobernantes; ellos están ahí para buscar un futuro mejor para ellos y sus familiares.

De los 7,000 centroamericanos, 1,699 ya pidieron asilo en México y 495 regresaron a Honduras. De los que continúan en la travesía, la mayor parte afirmó que no tomarán La Bestia, famoso y peligroso tren que atraviesa Guadalajara para llegar de forma más veloz a EE. UU., sino que optarán, ya sea por recorrer los 2,000 km. hacia la zona noreste o 4,000 km. por el camino del noroeste que lleva a Tijuana. Aquellos que esperan llegar a la frontera sur del territorio estadounidense tienen dos opciones: o entregarse y pedir asilo, o intentar pasar ilegalmente.

 

ESTADOS UNIDOS

A dos años de que Donald Trump tenga la oportunidad de reelegirse, la caravana viene como un espada de doble filo. Primeramente, representa la amenaza de que aquello que tanto juró construir como un muro y aquello que prometió frenar, la inmigración, pongan en manifiesto sus mentiras ante tantos votantes que lo apoyaron en la contienda contra Hillary Clinton. Pero también representa una magnífica oportunidad para culpar a México de sus problemas de inmigración, y para hacer declaraciones de tipo extremistas en donde afirma que no dejará entrar a nadie de la caravana, a pesar de que está obligado a dar asilo a un cierto número de personas. Si el presidente del país vecino logra que no entre ningún centroamericano -pronóstico poco posible, ya que los métodos ilegales están fuera de su alcance- o  que nadie se percate, su popularidad aumentará aún más de lo que lo ha hecho hasta este momento.

De acuerdo al columnista Jorge Zepeda Patterson, los niveles de aprobación del presidente estadounidense subieron tres puntos en los últimos días, tanto que ya alcanzó un 47% de aprobación, un porcentaje mayor que con el que entró a la Casa Blanca. Miedo, ignorancia y posturas extremistas vuelven a ser sus mejores aliados para quedarse otros cuatro años como presidente de los Estados Unidos.

 

HONDURAS

El descontento general de los hondureños incrementó desde las últimas elecciones en diciembre de 2017, donde muchos afirmaron que la reelección de Juan Orlando Hernández, situación que no ocurría desde que regresó la democracia a Honduras en 1981, fue fraudulenta. Hernández fue declarado ganador por el Tribunal Supremos Electoral (TSE), sin embargo, la Organización de Estados Americanos (OEA) demandó nuevas elecciones acusando a las anteriores como carentes de validez.

A día de hoy, después de diez meses de la polémica elección, Honduras se posiciona como uno de los países con las tasas más altas de homicidios: de acuerdo al Observatorio de la Violencia de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, por cada 100,000 habitantes ocurren 43.6 asesinatos. Asimismo, y, a pesar de que desde la crisis de 2008-2009 Honduras ha mejorado de forma moderada económicamente, el país sigue encabezando las listas de los estados con más altos niveles de desigualdad económica de Latinoamérica, de acuerdo al Banco Mundial.

 

MÉXICO:

En días anteriores, el todavía presidente de México, Enrique Peña Nieta, afirmó que nadie entrará de forma ilegal a nuestro país: “Como cualquier país soberano, México no permite ni permitirá el ingreso a su territorio de manera irregular y mucho menos de forma violenta”. Las declaraciones parecen lógicas y ninguna petición extraordinaria; nunca se ha dicho que no podrán entrar a México, no obstante, los debates y reclamos se han alebrestado en los últimos días, debido a que nuestro país es, a fin de cuentas, uno de los mayores exportadores de migrantes.

Una parte de la población se identifica con la situación y cree que Peña Nieto debería de ayudarlos de forma más precisa, mientras que otros abogan más por promover el entendimiento de que es una situación complicada, que envuelve intereses políticos y reglamentos nacionales tanto de nuestro país como de los Estados Unidos. Algunos mexicanos, por su parte, han intentado ayudar a los integrantes de la caravana con comida, ropa o con lo que puedan. Y artistas como Diego Luna no dudaron en reclamarle al Presidente por Twitter: “Su gobierno no me representa sr @EPN . Un país que ha orillado a tantos mexicanos a buscar suerte al norte de nuestra frontera, no puede dar la espalda a los que hoy buscan una vida mejor lejos de la pobreza y la violencia. ¡Qué vergüenza!”

Por otro lado, el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, no dudó en salir y reclamar solidaridad para los hondureños: “Aquí hago un paréntesis para también referirme a los hermanos migrantes centroamericanos. Decirles que cuentan con nosotros, yo ofrecí visas de trabajo a los centroamericanos pobres que salen de su país porque no tienen opciones. ¿Por qué ofrezco eso para los centroamericanos? Porque va a haber trabajo para los mexicanos y trabajo para los centroamericanos en nuestro país”, afirmó el tabasqueño.

Finalmente, aunque la caravana representa una crisis y una situación delicada tanto para el presidente mexicano como para el hondureño, es cierto que, para Donald Trump y AMLO, puede ser el impulso para subir aún más su popularidad, y para que uno fortalezca su discurso antimigratorio, y el otro siga siendo “el presidente del pueblo”.

You may also read!

noe-zavaleta

El periodismo en Veracruz se tuvo que hacer como se podía- Noé Zavaleta.

Haber sido periodista durante el sexenio de Javier Duarte en Veracruz pudo ser el paraíso: viajes a Europa, diplomados

Leer mas...
collage-1

La UP reúne a 10 periodistas destacados que informan sobre crimen organizado en México

Por Roberto Macías, Javier Arias, y Lorea Pérez Iriarte Este lunes 26 de noviembre se ha celebrado la Jornada sobre el

Leer mas...
270564-01-05

Ghosn: La caída del emperador automotriz

Años pasados, a Carlos Ghosn, el titán automotriz y responsable de la exitosa alianza Mitsubishi-Renault-Nissan que fabrica uno de

Leer mas...

Leave a reply:

Your email address will not be published.

Mobile Sliding Menu