Guanajuato vista con otros ojos

In No tan reciente, TUPlan, Uncategorized, Viaja con estilo
teatro-juarez-e1473658316760

El microturismo mexicano está a la alza con los viajes de fin de semana a lugares cercanos de nuestra ciudad de origen, y TripAdvisor o Foursquare se han convertido en plataformas claves a la hora de decidir qué comer o qué museo visitar. El pasado fin de semana yo misma tuve la oportunidad de viajar a San Miguel de Allende y a la ciudad de Guanajuato como parte de un tour por mi estado natal con el que obsequié a una de mis amigas americanas. El roadtrip comenzó por la mañana de un sábado y, para la noche del domingo, ya estaba de regreso a mi casa de León.

Al llegar, y después de buscar estacionamiento por un buen rato, comimos en Mamma Mia, un restaurante bar mediterráneo desde cuya terraza los comensales pueden disfrutar de una vista panorámica de la ciudad.

A terminar, fuimos por el postre a Cumpanio, una panadería famosa que siempre tiene fila, en donde compramos conchas y deliciosas donas de chocolate. Las disfrutamos con nieves de garrafa de la carreta, que son clásicas de la ciudad, en una banca en el jardín principal mientras una banda tocaba marimba y unos recién casados salían de la parroquia de San Miguel Arcángel.

Durante la tarde, caminamos por las calles, visitando las diferentes galerías artísticas que la ciudad ofrece. Realizamos una visita guiada al hotel Rosewood, uno de los más sofisticados y con una vista espectacular, ya que se encuentra un poco más retirada del centro.

Cuando se puso el sol, mi hermana y yo nos escapamos a mi café favorito: El Petit Four que, aunque no es el más bonito, tiene el pastel más delicioso que alguna vez haya probado, uno de vainilla y limón con vino y cobertura de chocolate blanco, una mezcla deliciosa que pruebo cada vez que viajo a San Miguel.

En la noche, mis acompañantes y yo llegamos temprano al bar Bezzito y, mientras esperábamos a que abriera, bailamos en la terraza que ofrece botellas a precios asequibles y una decoración única, con escaleras de cristal y hasta una cascada. En punto de las 11 de la noche, los demás clientes del lugar comenzaron a salir para formarse afuera de El Grito, el mejor club nocturno de la ciudad.

Tardamos un rato en entrar; tanto que dos de mis amigos alcanzaron a ir a los tacos… Nos cobraron 300 pesos de cover, pero nos respetaron la reserva y obtuvimos una muy buena mesa, ligeramente escondida en una de las “cuevas” que rodeaban el área central.

Estuvimos ahí hasta las 4 de la mañana, bailando al son de muy buena música, que incluyó los mejores temas electrónica, al igual que hits en inglés y español de canciones de antaño. Al salir, comimos hot dogs y quesadillas en un puesto cerca de la casa en la que nos estábamos alojando.

El último día, antes de partir a Guanajuato capital, fuimos a la fábrica La Aurora, en las afueras de la ciudad, en donde me habría gustado estar todo el día, ya que el terreno parecía nunca acabarse, con cuartos y cuartos donde voltearas.

La Aurora es un centro de galerías de arte y diseño ubicado en una antigua fábrica textil del siglo pasado. En los pocos años que lleva abierto, se ha consolidado como uno de los destinos más exclusivos de San Miguel de Allende.

Además de contar con galerías de distintos tipos de pinturas, también cuenta con tiendas de regalos, los estudios de los mismos artistas y antigüedades. Además de un café-restaurante con alimentos gourmet, donde tuve la oportunidad de degustar su delicioso pan de plátano y un capuccino.

Partimos a una de mis ciudades favoritas del país, que conozco como la palma de mi mano y a la que tengo la suerte de ir unas cinco veces al año. Lamentablemente, Guanajuato hoy en día siempre está atiborrado de gente los fines de semana, y ni se diga en el Cervantino.

La Plaza Principal es una de las atracciones importantes de la capital, ya que en él puedes hacer muchas cosas: comer cualquiera de los restaurantes que los rodea, sentarse en una banca a escuchar a los mariachis que pasan, visitar el Teatro Juárez o atender un servicio en templo de San Diego, aunque, en lo personal, mi templo favorito de la ciudad es la Basílica de Nuestra Señora de Guanajuato.

A diferencia de San Miguel, Guanajuato aún no ha sido completamente absorbida por el turismo anglosajón, entonces, todavía tiene ese encanto 100% mexicano, aunque también puede llegar a ser arma de doble filo, ya que usualmente está más sucia y hay más pobreza en las calles.

Rodeamos el Teatro Juárez y después fuimos a La Catrina, una tienda de dulces mexicanos en donde compré una mantequilla untable de chile con chapulines. Posteriormente, caminamos hacía Van Gogh, un restaurante con muy linda decoración pero pésimo servicio. Lamentablemente, tardamos tanto que, para cuando por fin salimos, el sol ya se estaba metiendo.

Corrimos hacia la famosa escalinata de la Facultad de Derecho de la Universidad de Guanajuato, donde tomamos varias fotos e inmediatemente después regresamos a la ciudad.

Viajar a lugares a los que ya has ido muchas veces pero con una persona foránea te ayuda a ver la ciudad con unos ojos diferentes. Heather apreció muchísimo las dos ciudades pero, al igual que yo, disfrutó Guanajuato un poco más, ya que se le hizo muy colorido, menos caro, y lleno de encanto, a pesar de la pésima comida que tuvimos allí.

You may also read!

b9eeabaa-6639-44ed-80a2-22453bb59b94

“Revoluciones por minuto” reflexiona sobre el alcohol al volante

Por Niza Quintero y Fabiola Nava. La Universidad Panamericana Campus Guadalajara presentó la obra Revoluciones por minuto (RPM) del 14

Leer mas...
politing

Julio Pizetti: “El principal problema de los partidos es que siguen un camino que los aleja de la sociedad”

La era del Internet ha llevado a los políticos a replantearse cómo hacer una campaña política. Desde el enfoque

Leer mas...
e61ee0d4-4afe-49bb-96b7-efaeaf4982a6-1

Cuando cinco kilómetros parecen un maratón

Para mucha gente, una simple corrida de cinco kilómetros no representa un gran reto. Para otros que gozan de

Leer mas...

Leave a reply:

Your email address will not be published.

Mobile Sliding Menu