Ernest Hemingway, el periodista todoterreno

In ACTUALIDAD, INTERNACIONAL, LOCAL, NACIONAL, Perfiles culturales, Portada
57f6736e5d27dhemingway10

El Día del Periodista Internacional se festeja tal día como hoy, 8 de septiembre, desde 1943. Ese día de ese año, en plena Segunda Guerra Mundial, fue ejecutado Julius Fucik a manos de los Nazis. Fucik fue un periodista checoslovaco detenido por la Gestapo en Alemania y fusilado posteriormente. Aquella fue también la época de Ernest Hemingway, a quien hoy recordamos no solo como uno de los mejores literatos del siglo XX, sino también como un gran periodista. Veamos por qué.

Ernest Hemingway

Todo mundo ha escuchado sobre el libro El Viejo y el Mar, del dramaturgo estadounidense. Entre sus mayores reconocimientos destacan el haber ganado el Premio Pulitzer en 1953 y el Premio Nobel de Literatura en 1954. Pero hay una faceta de él que casi nadie conoce y es la que hoy vamos a descubrir. Detrás de ese dramático escritor hay un periodista todoterreno; una persona que acudió a distintas guerras, y que, gracias a eso, pudo escribir muchas de sus novelas.

hemingway-kzzg-620x349abc

Inicios como Periodista

Desde que era estudiante, Hemingway se involucró en el periodismo. Colaboró con el periódico estudiantil The Trapeze, y la revista Tabula, simultáneamente en ambos desdse 1916 a 1917. En ese tiempo fue su paso por la universidad.

En sus artículos, firmaba como EMH, en donde la E y la H correspondían a su nombre, pero la M la utilizaba para poner distintos nombres como: Monahan, Macnamara, Michealowitch, Miller, McDermitt, entre otros.

Una característica de sus escritos era que empoderaba a las mujeres; algo poco común para la época, y es que en esos años la mujer todavía no tenía una plenitud en sus derechos.  Sus crónicas, principalmente deportivas, hablaban sobre lo que las mujeres de su universidad lograban. Era imposible para Hemingway negar la existencia de ellas.

Primera Guerra Mundial

Recién graduado, asistió a la Primera Guerra Mundial como voluntario. Su labor fue conducir ambulancias. Desafortunadamente, recibió el impacto de un mortero austriaco mientras hacía su labor, pero no fue de mucha gravedad y pudo sobrevivir al infortunio. El autor describe la sensación del balazo de la siguiente forma:

Entonces hubo un destello, como cuando se abre la puerta de un alto horno, y un rugido que comenzó blanco y se hizo rojo”.

A pesar del balazo recibido, trasladó a un soldado italiano que también estaba herido y recibió un segundo impacto de una ametralladora. Gracias a esto, el gobierno italiano le otorgó la medalla de Plata del Valor.

portada

La Experiencia

En torno a su experiencia en este conflicto, el autor estadounidense escribió:

“Cuando vas a la guerra como un joven, tienes una gran ilusión de inmortalidad, otras personas mueren, tú no … Entonces, cuando estás gravemente herido por primera vez, pierdes esa ilusión y entiendes que puede sucederte a ti también.  Después de haber sido gravemente herido dos semanas antes de mi decimonoveno cumpleaños, tuve un mal momento hasta que me di cuenta de que nada podía pasarme que no le había sucedido a todos los hombres antes de mí. Tenía que hacer lo que los hombres siempre habían hecho, y si ellos lo habían hecho, yo también podría hacerlo y lo mejor sería no preocuparme por ello”.

Su participación en la Guerra le ayudó a conseguir su primer empleo formal como periodista. Fue en el Toronto Daily Star, periódico en el que relató lo vivido en la Guerra, y en donde trabajó de 1920 a 1924. Este trabajo le ayudó a poder mantener a su primera familia, conformada por Hadley Richardson y su hijo Jack. Gracias a su trabajo como reportero, viajó a España, desde donde dio a conocer y popularizó la feria de San Fermín.

San Fermín

Terminada la Primera Guerra Mundial, el periodista estadounidense viajó a España en 1923. Allí, como decíamos, presenció la famosa fiesta de San Fermín. Para quienes no la conozcan, esta consiste en que los habitantes de Pamplona son perseguidos por toros por todas las calles de la ciudad. 

Esta festividad, en ese entonces desconocida para el resto del mundo, fue observada por Hemingway, quien empezó a escribir sobre ella. Le dedicó un relato, con el que logró que el planeta se enterara de esto y se popularizara. Hoy en día, gente de todo el mundo acude a Pamplona en la segunda semana del mes de julio para hacer el recorrido en las calles. El día de San Fermín es el 7 de julio.

En el libro Fiesta hay todo un capítulo dedicado a esta festividad. En la ciudad de Pamplona hay muchos reconocimientos Hemingway, entre los que destacan diversos murales callejeros en donde aparece el estadounidense. Además, el escritor cuenta hasta con su propia estatua en el famoso Café Iruña, lugar en donde Hemingway acudía prácticamente todos los días a escribir y observar la vida de Navarra.

cafe-iruna

El Pescador

La Academia de Ciencias Naturales de Filadelfia solicitó a Hemingway que investigara los peces que se encuentran en el Golfo. Por ello, el escritor realizó una expedición a bordo del barco El Pilar, y así descubrió otra de sus pasiones: la pesca deportiva. Todas sus investigaciones se encuentran publicadas en la revista estadounidense Esquire.

Navegando por el Golfo, Hemingway desembarcó en Cuba y se quedó enamorado de todo lo que ofrecía la isla. Se estableció ahí por unos cuantos años. Se compró la Finca Vigía por 18,000 dolares americanos, lugar que hoy en día es un museo dedicado a él. Dentro del museo se pueden encontrar más de 25,000 artículos escritos por Hemingway. El lugar recibe en promedio 50,000 turistas al año.

57f680b0b02c4hemingway26

North American Newspaper Alliance

En 1937, Hemingway fue contratado por el North American Newspaper Alliance para cubrir la Guerra Civil Española. Durante su estancia en el conflicto bélico, creó la única obra de teatro que escribió: La Quinta Columna.

Junto Martha Gellhorn, una de sus tantas esposas, Hemingway cubrió todo lo acontecido en la guerra. El periodista se metió hasta las trincheras para contar las historias de los soldados más vulnerables. El también dramaturgo describió que fue una guerra perdida desde el inicio.

Después de la Guerra en el país ibérico, Hemingway se declaró un antifascista, por lo que, para la Segunda Guerra Mundial, se dedicó a cubrir todo lo que acompañara su forma de pensar. Estuvo presente en el desembarco de Normandía, la liberación en París, y los bombardeos Nazis en Londres.

You may also read!

image0-11

Luis Arce se perfila como el nuevo presidente de Bolivia

A falta de los resultados oficiales, dos encuestas colocan a Luis Arce como el nuevo presidente de Bolivia. De

Leer mas...
Periodistas con amplia experiencia hablan sobre la revolución tecnológica y profesional que enfrenta el periodismo.

“El periodismo actual necesita más preparación”: José Luis Jiménez

El periodismo ya no es el mismo. En un webinar ofrecido a través de las redes sociales de prensa

Leer mas...
Raúl-Padilla-López-presidente-comité

La FIL de Guadalajara recibe el Premio Princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades

Cuando apenas faltan unas semanas para su edición número 34, la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL) fue

Leer mas...

4 commentsOn Ernest Hemingway, el periodista todoterreno

Leave a reply:

Your email address will not be published.

Mobile Sliding Menu