#AquíCasualConElPapa

In ACTUALIDAD, INTERNACIONAL, NACIONAL, No tan reciente, TUPlan
El Papa dio un mensaje centrado en la esperanza. Foto de: Úrsula Martínez
Vista desde afuera del recinto. Foto de: Max Avelar
Vista desde afuera del recinto.
Foto de: Max Avelar

Bárbara llegó a las 19 horas a la entrada de la Universidad Panamericana con el afán de siempre: llegar temprano a todos lados. Cuando levantó la mirada después de salir, girando el tornillo del mecanismo que protege a la Universidad de la entrada de extraños, vio a Sandra, líder de los peregrinos de la UP. En punto de las 19:15 empezó a nombrar lista mientras cada uno de ellos decía: “Presente”. Bárbara no fue de las primeras en llegar pero sí fue de las pocas que, para la hora de salida, ya estaban listas para partir rumbo al Templo Expiatorio del Santísimo Sacramento de Guadalajara. Allí se celebraría una misa para encomendar a las más de dos mil 300 personas que se disponían a viajar a Morelia con motivo del encuentro con su Santidad.

Desde el principio hasta el fin del viaje, el horario preestablecido no se respetó. La eucaristía, que estaba programada a las 21:00 horas, empezó una hora y media después. Esto no molestó a los feligreses, que aprovecharon para botanear, cenar y llenar la panza antes de la celebración de partida. Todavía faltaban más de cuatro horas para que los 52 camiones que mandó la Pastoral Juvenil de la Arquidiócesis de Guadalajara llegaran a Michoacán. Los sacerdotes que oficiaron la misa eran jóvenes y lo hicieron notar; después de la bendición final pidieron a los chavos que sacaran sus celulares y compartieran, en distintas redes sociales, el hashtag: #AquíCasualConFrancisco, entre otros.

Voluntarios a la organización de la Universidad Panamericana. Cortesía.
Voluntarios a la organización de la Universidad Panamericana. Cortesía.

La organización que propuso la Arquidiócesis trabajó con eficiencia y, en menos de tres horas, se logró que cada uno de los peregrinos estuviera encaminado al encuentro. De la UP se llenaron tres camiones; los asistentes eran, mayoritariamente, alumnos de la Universidad, aunque también aprovecharon jóvenes del ITESO y del ITESM, así como personal de la UP, para poder ver al Papa de cerca y escuchar su mensaje en vivo y en directo.

Conforme los camiones fueron llegando al Estadio Morelos, ubicado al Noroeste de la ciudad, se concentraban más y más las personas en las entradas del recinto. El ingreso fue para algunos ágil y para otros no tanto. Carmen, que venía desde Toluca, Estado de México, tardó más de dos horas en poder pasar al estacionamiento número 1, bajo un sol inclemente. Como ella, más de 50.000 personas de su estado y de muchos otros como Sinaloa, Sonora, Coahuila, Guanajuato, Nayarit, Colima y Jalisco viajaron hasta Morelia para acompañar a Francisco.

Desde El Despertador Panamericano tuvimos la oportunidad de charlar y entrevistarnos con peregrinos de todas las regiones del país. Y todo ello bajo un sol abrasador. En el momento en que más calor hizo el termómetro marcó 27°, pero la sensación térmica era mucho mayor, porque las sombras en este espacio eran escasas y estaban ocupadas, en su mayoría, por personas de la tercera edad, así que lo único que te podía proteger de los rayos era algún sombrero o una gorra. Para prevenir la deshidratación, los organizadores ofrecían bolsas de un litro de agua natural completamente gratis.

Entrada al Estadio Morelos a las 06:00. Foto de: Enrique Ávila
. Entrada al Estadio Morelos a las 06:00. Foto de: Enrique Ávila.
Entrada por la puerta número uno. Foto de: Max Avelar
Entrada por la puerta número uno. Foto de: Max Avelar.

En el encuentro podías estar en cinco lugares diferentes: en uno de los tres estacionamientos que sirvieron como entrada al Papa y dentro del estadio, en gradas o en la cancha. Bárbara estaba fuera, en el 1, junto con algunos de sus compañeros; casi quince de ellos se lograron amontonar cerca de la valla que serviría como camino de bienvenida para Francisco. Algunos aprovecharon las cartulinas que llevaban para mostrarle cariño a su Santidad y otros para pedirle cosas… Barbis, como le dicen a Bárbara sus amigos, hizo una que dictaba: “Papa, queremos una selfie; #AquíCasualConElPapa”.

Aquí uno de los letreros que quisieron mostrar los alumnos al Papa. Foto de: Max Avelar
Aquí uno de los letreros que quisieron mostrar los alumnos al Papa.  Foto de: Max Avelar.

Cuando el Santo Padre llegó en su papamóvil, los gritos evidenciaron su entrada. Todo su recorrido estaba abarrotado de personas en las vallas gritando las frases que habían ido acuñando durante su viaje. La entrada al Estadio Morelos también causó conmoción, aunque no fue evidente para los que estaban en los estacionamientos porque eran dos lugares diferentes. Las pantallas y los micrófonos se encendieron poco antes del arribo del invitado y dos sacerdotes “rockeros” dirigieron el ya buen ambiente que caracterizaba a la “Juventud del Papa”.

Desde el inicio de su papado, Francisco ha llamado la atención de nosotros los mexicanos, ya que es el primer Padre Santo de origen latinoamericano. A lo largo del tiempo se ha ganado el cariño de todo el mundo, prometiendo una “Iglesia pobre para los pobres”, porque mantiene una postura muy firme en torno al gasto de la Iglesia en general. Dadas estas circunstancias, comenzó a realizar unos cambios, como el trono de oro por un sillón blanco o la cruz de oro y diamantes por una de metal. Así mismo, tampoco usa la estola roja bordada de oro, pasa sus noches ayudando a los desamparados vestido como un sacerdote sencillo, no se transporta en carros de lujo y, en vez de vivir donde lo hicieron los anteriores papas, él eligió quedarse en la Casa Santa Marta (dentro del Vaticano), acompañado de sacerdotes de rangos inferiores.

Las gradas y el campo estaban llenos. Foto de: Úrsula Martínez
Las gradas y el campo estaban llenos. Foto de: Úrsula Martínez.

El “Papa de los pobres” es reconocido por enfocarse principalmente en conflictos a los que nos enfrentamos todos los días en el mundo. Habla duramente del narcotráfico, trata de luchar contra racismo que sufren los migrantes del país y los que llegan del Sur y,  por si fuera poco, también se preocupa por el medio ambiente.

Y, por supuesto, por los problemas de los jóvenes. Cuatro de ellos, procedentes del Norte, del Sur, de Oeste y del Este del país, respectivamente, se dirigieron al Papa con sus propias inquietudes y Francisco los escuchó atentamente; incluso se podía ver que estaba tomando nota. En su discurso usó esas anotaciones para contestar a los cuatro e hizo referencias directas a sus lecturas.

El mensaje que el Papa Francisco transmitió, cuando tuvo oportunidad de dirigirse a todos los jóvenes, de dentro y de fuera, en vivo y por televisión, de México y del mundo, se basó en la esperanza, en que la juventud es riqueza y que, como toda piedra preciosa, necesita trabajo para relucir y tener verdadero valor. Para constatar lo anterior mencionó también:

“Es mentira que la única forma de vivir es ser joven y dejando la vida en manos del narcotráfico; es mentira y lo decimos de la mano de Jesús. Es mentira que la única forma que tienen de vivir los jóvenes es la pobreza y la marginación. Es Jesucristo el que desmiente los intentos de hacerlos inútiles. Son las ambiciones ajenas las que a ustedes los marginan en todas esas cosas que dije y que terminan en la destrucción”.

El Papa animó a las familias afectadas por el narco y les dijo que el valor lo encuentran en su corazón, en su interior. Añadió también a su discurso que es peligroso hacerte creer que empiezas a ser valioso cuando te disfrazas de ropa de marca, del último grito de la moda o cuando crees que el prestigio lo da el dinero pero tu corazón no cree que seas digno de una vida de amor.

Al finalizar el evento, su Santidad, en el camino hacia el papamóvil, saludó a algunas personas que estaban en silla de ruedas y unos jóvenes lo jalaron en su euforia por tocarlo. El Santo Padre se enojó, los regañó diciéndoles que no fueran egoístas, y continuó su camino.

Vista de la fiesta desde dentro del estadio durante la celebración. Foto de: Úrsula Martínez
Vista de la fiesta desde dentro del estadio durante la celebración. Foto de: Úrsula Martínez

Una vez que el Papa había abandonado el recinto, la evacuación fue eficiente y Barbis pudo encontrar a la líder de su grupo mientras se dirigía a la salida. No tuvieron problemas para caminar hasta el camión, que se encontraba a unas cuadras al Norte. El bus 46 se llenó relativamente temprano y pudieron salir con destino a la UP sin mayor contratiempo. La llegada a la Universidad fue poco antes de la 01:00 y cada uno de los participantes del viaje pudo irse a descansar para volver a su vida normal.

El Papa se fue en un helicóptero de la Fuerza Aérea Mexicana a la Ciudad de México, donde descansó antes de volar al día siguiente a Ciudad Juárez.

You may also read!

_104601901_amlomaduro

Lo que pasa en Venezuela y el papel de México

  Esta semana ha salido a la luz la histórica entrevista del periodista Jorge Ramos al presidente de Venezuela

Leer mas...
marcelo-ebrard-mike-pence-reunion-estados-unidos-mexico-sre-jpg_132249826

Nada claro, salvo que México es un país fuerte

El día de ayer se llevó a cabo el encuentro entre los representantes del gobierno de Donald Trump y

Leer mas...
61747506_2283455898571556_4016905327936012288_n

El Liverpool reina en Europa

Fueron 14 largos años de fracasos, reconstrucciones y humillaciones, pero finalmente, el Liverpool F.C. conquistó su sexta Champions League

Leer mas...

Leave a reply:

Your email address will not be published.

Mobile Sliding Menu