“Donald Trump no es una enfermedad, es un síntoma” – David Perlmutter

In INTERNACIONAL, Portada
whatsapp-image-2018-09-28-at-09-45-25

“Si no les gusta Donald Trump, les digo a mis estudiantes americanos, tienen que tomar cierta responsabilidad por él, porque todas las cosas por las que está enojado (Trump), las pudimos haber salvado hace 20 o 30 años, y no lo hicimos”. Así concluyó David Perlmutter, decano y profesor de la Escuela de Comunicación de la Texas Tech University, la segunda conferencia del Club de Talento Político titulada La comunicación de gobierno en la era de Trump.

Perlmutter, referente en comunicación política para los principales diarios y cadenas de televisión de Estados Unidos (como The New York Times, The Daily, y CNN), compartió a los alumnos de la Universidad Panamericana el recorrido de la comunicación de gobierno estadounidense a lo largo de los años y el impacto que las nuevas tecnologías han tenido en la forma en que los presidentes se dirigen a y son percibidos por la ciudadanía. Como ejemplo, mencionó casos de éxito de la incorporación del mensaje en los nuevos medios masivos: el de Roosevelt y la radio; el de Eisenhower y la televisión; Barack Obama con sus redes sociales y la comunicación “par a par”. Por último, aludió a la relación de Donald Trump con el famoso Twitter.

La razón por la que cada uno de los presidentes anteriores ha tenido éxito con sus audiencias el especialista de la Texas Tech la resume en la siguiente frase:  “la comunicación de masas más exitosa es la que más se aproxima a la comunicación personal”. Es decir, que, cuanto más se parezca la comunicación de masas en una personal, en la que el ciudadano, al escuchar, ver o leer a su presidente y/o candidato se siente tomado en cuenta, más positiva será la respuesta.

El gran caso de éxito, de convertir un mensaje masivo a uno personal, ha sido el de Trump, quien, con solo un tweet, logra fijar agenda, cambiar las directrices de la política y hablarles a sus audiencias que esperan al otro lado de la pantalla de sus celulares. En cuanto a la crítica que se le hace, por ser un tanto radical, Perlmutter comparte que “Donald Trump no es un revolucionario, pero es el resultado de la cultura política que se ha visto degradada en los últimos años por el status quo (…) Por lo que su oposición y un mensaje sin filtro y protocolo es bien visto por la población”, que en este caso serían sus audiencias.

Para explicar el fenómeno tecnológico del mandatario, el decano aclaró que él “no es una enfermedad, es un síntoma”. La elección de Trump, quien no practica censura alguna y que dice lo que piensa, es el resultado de una población que “busca la oposición” al status quo y que “siente” una comunicación personal con él. Como menciona el experto, “supo responder a la pregunta ¿Quién es la audiencia?” y le dio lo que quería: un mensaje claro, conciso, directo y sin protocolo.

Hay muchos inconformes con la administración actual y la manera en que la comunicación se lleva a cabo (a través de caracteres), pero, al final del día, Donald Trump fue electo y lo único que les queda a los estadounidenses es “tomar cierta responsabilidad por él, porque todas las cosas de las que está enojado (Trump), las pudimos haber salvado hace 20 o 30 años, y no lo hicimos”, remarcó Perlmutter.

You may also read!

2019-10-10

Fiestubre jalisciense

Millones de bloques de Lego, un teatro experimental, un show de rayos láser, luces y música, un pabellón con

Leer mas...
carlos-gonzalez-puso-reposicion-fotos

Pumas rescata el empate frente al Chivas

Aunque fueron superiores, las Chivas no pudieron conseguir la victoria de local frente a unos Pumas que salieron a

Leer mas...
Foto: AFP

Las contradicciones del Presidente

La noche del domingo el Presidente Andrés Manuel López Obrador dio su primer Grito de Independencia en el Zócalo

Leer mas...

Leave a reply:

Your email address will not be published.

Mobile Sliding Menu