Crisis Real

In La Casaca, Portada
madrid

En un clásico que parecía una calca de Crónica de una muerte anunciada, la crisis del Real Madrid alcanzó su punto más álgido en lo que va de temporada. El Barcelona, que llegaba al clásico con la ausencia del astro argentino Lionel Messi, derribó al conjunto blanco con una goleada de escándalo (cinco goles a uno) que ratifica el mal momento del equipo de Lopetegui.

Si bien los números son fríos, son el fiel reflejo del juego del Madrid, que a principios de temporada exhibía contra la Roma un fútbol de primer nivel lleno de variantes, pero para el que, desde entonces, la falta de gol y las desatenciones defensivas han sido una constante. Ha cedido 14 puntos que lo ubican en el lugar nueve de la clasificación, siete puntos por detrás del Barcelona.

La goleada se produjo en un clásico especial; la edición 272 de esta rivalidad representaba tras una década el primer enfrentamiento sin Messi y Cristiano Ronaldo. El Barcelona se presentó en el Camp Nou con el firme objetivo de demostrar que, ante la ausencia de su máximo caudillo, era capaz de batir al acérrimo rival.

El encuentro fue un reflejo de las campañas de ambos equipos. Mientras el Barcelona mostró su mejor versión, con un juego veloz, largas posesiones y una presión alta que asfixiaba al rival, por su parte, el Madrid fue un equipo impreciso en el juego ofensivo y distraído en la marca. Al igual que en gran parte de la temporada, solo esbozaba destellos de buen juego ofensivo; sin embargo, la falta de gol siguió siendo definitiva para los blancos.

El partido dejó en muy mal lugar a toda la plantilla. Como bien indicó Casemiro, el mediocampista del Real Madrid, “estamos jugando todos muy mal”. Sencillamente, el Madrid falló en todas sus líneas. Como alguna vez mencionó un profesor, “somos hijos de nuestras actos y padres de las consecuencias”.

La manita recibida por el Real Madrid tiene un trasfondo más amplio que un evento aislado en un mal día dentro del campo de juego. El Madrid ha perdido la eficacia que aportaban los suplentes en temporadas pasadas; además, la ausencia de gol con la salida de Cristiano Ronaldo es evidente. Sin embargo, no es el único problema. La falta de fichajes limitan las variantes a Julen Lopetegui, que ha apostado por alinear a hombres de experiencia que claramente no atraviesan por su mejor nivel individual. Estos factores han llevado al campeón de Europa a toparse con su realidad ante el odiado rival y a confirmar que esta crisis es real.

You may also read!

Un secreto guardado en lo más profundo de Chile

Netflix ha decidido darle la bienvenida a 2019 con la publicación de varias series y películas de hace algunos años en

Leer mas...
51757589_316993972494136_2217268865035927552_n

“La Revolución francesa fue una revolución de moda”, José María Paz Gago

El Dr. José María Paz Gago, catedrático de la Universidad De La Coruña (España), impartió el  martes una conferencia

Leer mas...
Processed with VSCO with hb1 preset

Té para el emperador

Últimamente está de moda escuchar que las amigas se van a tomar un té chai o un té matcha.

Leer mas...

Leave a reply:

Your email address will not be published.

Mobile Sliding Menu