El ciberperiodismo en México: ¿hacia dónde va?

In No tan reciente, Perfiles culturales, TUPlan, Uncategorized
14355185_10157387944005237_9181172164462565753_n

Un ciudadano mexicano repasa el día a día. Hace algunos años la vida era muy diferente a como es ahora y ¿cuál ha sido el mayor cambio? Los celulares y el internet; ahora un gran porcentaje de los mexicanos está hiperconectado con sus amigos pero, principalmente, con la Red, que es mundial y no tiene límites. Una lluvia de información nos acompaña minuto a minuto y, entre todos esos datos, algunos son de auténtico rigor periodístico. Es contenido valioso para las personas, para las empresas y, sobre todo, para un país donde la prensa ha constituido un factor definitivo en las decisiones y los cambios de rumbo.14328805_10155182799844008_1843468613_n

Los soportes donde se encuentra esa información son los cibermedios, que se caracterizan por sus novedosos modelos de negocio, una relación con los lectores más directa y, por lo tanto, por unas rutinas profesionales diferentes. Sobre este tema se acaba de presentar Ciberperiodismo en Iberoamérica, un libro de investigación coordinado por Ramón Salaverría que dedica un apartado a México. La encargada de esta parte es Delia Crovi Druetta, quien reflexiona sobre el desarrollo y las características de la prensa.

La investigadora anticipa un futuro destacado para el ciberperiodismo en la prensa dentro de la industria cultural. Esto es así porque se ha recorrido mucho camino hablando de convergencia mediática y empresarial, como en nuevos campos de industrias de cultura que buscan entrar en el mundo del ciberperiodismo. El periodismo se incorporó a la red, teniendo una versión digital además de la escrita, y la configuración del nuevo discurso se ha dotado de recursos hipertextuales, interactivos y de multimedia que han hecho que la industria del periodismo crezca y se desarrolle exponencialmente debido a la convergencia periodística.

14341685_10155182800044008_508316414_nCrovi Druetta explica que la incursión del Internet en el mundo laboral ha ido revolucionando y evolucionando poco a poco la forma de trabajar en todos los ámbitos profesionales. El periodismo, por ejemplo, fue uno de los sectores en donde más cambios se experimentaron. En términos generales, los investigadores dividen el ciberperiodismo mexicano en tres etapas:

 

Primera Etapa

Para conocer estos cambios es necesario comenzar a hablar del momento en el que se incorporaron las computadoras de redacciones por primera vez, a mediados de los años ochenta del siglo XX. A finales de esa década, casi la mitad de los diarios nacionales se habían automatizado, es decir, trabajaban de manera deliberada, mientras que el resto optó por disponer de computadoras.

 

Segunda Etapa

A mediados de los años noventa nacieron las primeras y novedosas publicaciones digitales. De hecho, México memora el 5 de febrero de 1995 la aparición del primer periódico digital, que fue la versión online de La Jornada,  www.jornada.unam.mx. Hace falta palpar el éxito ajeno para atreverse a innovar la forma de hacer periodismo. 14324642_10157387936790237_9158832453400174344_oCada vez eran más los que aceptaban el desafío, hasta llegar a contar 147 periódicos en línea en 2002. Uno de esos nuevos medios fue la versión electrónica de El Norte de Monterrey.

 

Tercera Etapa

La tercera etapa nació en 2014 y es esta en la que vivimos, En ella se incorporó la prensa online a la convergencia digital, y ello con la ventaja de que ya existían recursos para interactuar con el usuario y establecer una relación dialógica con él. ¿Quiénes fueron los pioneros en aplicar esto en México? Se los mostramos a continuación.

 

La Jornada

(www.lajornada.unam.mx)

Como explicábamos más arriba, este periódico nació el 5 de febrero de 1995. Su presencia online brindó la posibilidad de hacerse notar internacionalmente y, sobre todo, entre mexicanos que estaban viviendo fuera del territorio de la República.

Este periódico, que en aquel año apenas contaba con 11 años de vida, lanzó su primera edición digital como copia exacta de la versión impresa, incluyendo las fotos.

La presencia de La Jornada en la red hizo que muchos mexicanos que residían en el extranjero conocieran a este periódico como una buena fuente de información. Fue así como requirió pronto un proceso de cambio tecnológico y de diseño para diferenciar entre la versión impresa y la versión en línea, sabiendo que esto lleva un largo y laborioso proceso por la infraestructura digital.

 

Reforma

(www.reforma.com.mx)

Un año después del lanzamiento online de La Jornada,  Reforma estrenó su primera versión en línea. Éste fue el segundo en incorporarse al nuevo sistema de convergencia digital; no obstante, a diferencia de La Jornada, Reforma limita el acceso a sus servicios online a suscriptores de la versión impresa del periódico.

Puesto que el grupo Reforma regala el acceso al contenido online a quienes están suscritos cualquiera de los periódicos de la corporación, la incorporación de elementos visuales como galerías de fotos, videos y notas adicionales aumentaron la oferta de manera significativa a aquellos que ya estaban pagando por un servicio impreso.

El Universal

(www.eluniversal.com.mx)

Éste fue el tercer medio impreso en unirse a la convergencia digital mexicana. Lo realizó oficialmente el 1 de abril de 1996.  Noventa años después de fundación, el periódico ve su primera versión online promulgando que lo hará con los mismos fines que ha tenido desde su nacimiento: defender y difundir el pluralismo ideológico y luchar por la libertad de expresión.(www.eluniversal.com.mx)

La esencia de El Universal reside en mantenerse como un medio online gratuito que se encuentra totalmente inmerso en la inmediatez. Actualiza <<minuto por minuto>> –como lo marca su sección así llamada–, a diferencia de otros medios electrónicos.

Como ya se ha mencionado anteriormente, el periódico es gratuito pero económicamente se mantiene gracias a una sección llamada <<Aviso Oportuno>>, en donde se publican ofertas de inmuebles y bienes de diferentes categorías. Fuentes del periódico han declarado en ocasiones que su supervivencia se debe a esta sección, pues gran parte de los usuarios ingresan al sitio web para enterarse de las ofertas que hay en su zona.

 

 Milenio

(www.milenio.com)

Este periódico realizó su convergencia digital de una manera distinta. Su fuerte empresarial se encuentra en un canal llamado Milenio Noticias, en donde se transmiten notas del día.

A diferencia del resto de periódicos mencionados, Milenio no posee la antigüedad de los mismos pero ha sabido colocarse económicamente gracias a los contenidos que ha ido incorporando: desde ser un diario impreso hasta ser miembro de un grupo importante (Multimedios Estrellas de Oro) en el mundo del entretenimiento mexicano; un grupo dueño de teatros, estaciones de radio y canales de televisión.

 

La Jornada, Reforma, El Universal y Milenio marcaron una senda que más tarde seguiría la mayor parte de los periódicos nacionales. Este segmento de medios impresos está de alguna manera incorporando sus contenidos a la convergencia digital.

 

Perfil Profesional, formación y marco legal

David Harvey, en “la geografía de la dominación”, describe la globalización como una «compresión del tiempo y del espacio, y una aceleración de los desplazamientos» Lo que vemos aquí es una realidad aplicable al periodismo digital y, en particular, a la movilidad profesional.

Con las nuevas tecnologías de información y comunicación, podemos concluir que existe una movilidad más importante tanto de las noticias  como de los encargados de transmitirlas.

El ciberperiodismo tiene que adaptarse y poder llevar a los cambios que tienen que ver con el nuevo soporte y las consiguientes rutinas productivas. Quienes se dedican a este oficio no están solos a la hora de establecer esas adaptaciones, sino que cuentan con asociaciones como AMIC (The Asian Media Information and Communication Center) y ALAIC (Asociación Latinoamericana de Investigadores de la Comunicació), que les ayudan y sirven para entender cómo se debe adaptar el periodismo. Oscar Wilde en « The critic as artist» escribe: « El periodismo moderno justifica su existencia gracias al gran principio darwiniano de la supervivencia del más vulgar» La realidad a propósito de la vulgaridad parece contestable, pero lo que nos interesa aquí, es el « principio de la supervivencia » del más « adaptativo » podríamos decir. Sin embargo, nos hace preguntarnos si existe una vulgarización del periodismo con la emergencia y el crecimiento de videobloggers, twitteros y productores de video, con un panorama de discusión. Un periodismo interactivo.

Después, en el plano educativo, las formaciones tienen que enseñar a los futuros periodistas a utilizar los nuevos instrumentos de comunicación. Hay ahora una unificación de varias actividades para un mismo grupo multimedia con dos objetivos, que mantienen los mismos significados desde el origen del periodismo, pero que utilizan nuevos instrumentos: ganar en confianza y en originalidad; es lo que podemos llamar «periodismo multinivel, todoterreno o convergente» que, según Meneses, ha transformado el ejercicio profesional. Esta digitalización del periodismo abre oportunidades a otras profesiones, como a los informáticos o a los diseñadores. La globalización implica una concurrencia mundial porque no hay fronteras en cuanto a la información, lo que, a su vez, requiere una actualización permanente de la información.

El periodismo tiene que mantener un diálogo con los escritores, una evolución de la recepción que implica, además, una evolución de la producción de la información y de su transmisión; de ahí la importancia de la hipertextualidad y de la posibilidad de diálogo.

 

El ciberperiodismo mexicano en contraste

La comparación entre los países iberoamericanos se da en la mayoría de los ámbitos y es sencillo saber quién está mejor o peor,  ya sea en la política, economía e incluso en la seguridad; pero cuando se habla de periodismo, especialmente el digital, poco se sabe de las condiciones de otros países o de México.14333727_10157387942920237_5299575163602274433_n

A pesar de que México es un país relevante por su gran población, su economía medianamente estable y su posición geográfica, en términos de ciberperiodismo, está por debajo de lo esperado, al ocupar el décimo segundo lugar de las 21 naciones estudiadas en el libro ya mencionado de la que sale esta investigación; México se sitúa por detrás de Ecuador y por delante de República Dominicana.

Los otros 10 países que superan a México son: España, Portugal, Uruguay, Costa Rica, Chile, Argentina, Brasil, Colombia, Venezuela y Panamá; mientras que por debajo se encuentran: República Dominicana, Perú, Bolivia, Paraguay, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua y Cuba.

Aunque el país está tan solo por debajo de la mediana, se debe tomar en cuenta que los últimos puestos e incluso algunos altos, son naciones con actividad económica, población y tecnología supuestamente mucho menor a la mexicana. Por esto el ranking es preocupante y, entonces, uno se puede preguntar: ¿qué está haciendo mal México?

Ecuador, aunque estadísticamente tiene menos porcentaje de usuarios de Internet, supera a nuestro país en términos de calidad; las publicaciones nativas de la red son mayores y con mayor antigüedad. Dicho con otras palabras, el periodismo digital en México prácticamente se reduce a las versiones digitales de los grandes medios tradicionales, lo cual no supone una gran innovación.

Los ecuatorianos también están generando una mayor participación ciudadana con respecto al periodismo, lo cual se ha intentado en México sin resultados notables más allá de reportes de tráfico o fotos mandadas a medios tradicionales. 

Por otra parte, un factor que podría estar afectando el desempeño mexicano con respecto al ciberperiodismo son la altas cuotas por servicio de Internet y su baja velocidad.  Es conocido que México tiene uno de los servicios menos eficientes y más costosos del mundo (en comparación con el ingreso promedio). Por lo tanto, el acceso de la mayoría por medio del Internet se ve limitado.

En general, los cibermedios mexicanos promueven poco la interactividad entre los ciudadano. Los usuarios y sus comentarios son ignorados. Las pocas veces que se establece un diálogo real, se da entre los receptores y no con el emisor. Esto diluye el interés y, en la era de la información, los menos conectados son los periodistas.

En conclusión la comparación con otras naciones hace evidente que las fallas en el periodismo digital mexicano vienen de origen, es decir, desde la creación de plataformas, los medios de comunicación nacional han desaprovechado las potenciales ventajas de Internet.  Y los nuevos periodistas no están preparados para estos nuevos retos que sus antecesores no supieron predecir.

 

Futuro

Para que un modelo de ciberperiodismo sea exitoso en cualquier país, la población tiene que tener acceso al Internet casi hasta en los rincones más recónditos. Desgraciadamente, México aún no es considerado como un país que se pueda catalogar como “sociedad de la información“.

Aunque México definitivamente ha comenzado a apropiarse de los cambios que van de la mano con la tecnología del siglo XXI que, de acuerdo con el autor, es el “eje transformador del Modelo llamado sociedad de la información y Del conocimiento”, el alcance que este tiene no llega al 42% de la población, lo que resalta la gran y significativa brecha digital. Hablemos de cifras.

Los datos más contrastantes entre sí es que, mientras tres cuartas partes de las casas con mayor poder adquisitivo cuentan con conexión a Internet. tan sólo el 4% de los hogares más pobres del país disponen de acceso a la Red. Mientras unos tienen contenido periodístico al alcance de su mano, una gran parte de la población no la tendrá nunca.

 

Sin una infraestructura equitativa a lo largo de la extensión territorial, México no podrá ejercer un ciberperiodismo equitativo para todos los ciudadanos.14355185_10157387944005237_9181172164462565753_n

El futuro es incierto, eso es un hecho, pero hay veces en que hay que aventurarse y tratar de sacar algunas predicciones sobre qué es lo que va a pasar con el tema de la prensa cibernética en el país.

 

En cuanto al libro, en donde Delia Crovi Druetta no se aventura en tratar de adivinar lo que va a pasar más adelante, la investigadora cita a Bernard Miege (2006) quien sugiere que las industrias mediáticas están sufriendo mutaciones constantes y va a seguir pasando mientras las plataformas, la tecnología y las costumbres del usuario para consumir contenido, sigan avanzando y cambiando.

Después de 20 años de que comenzó el ciberperiodismo en México el futuro es incierto, lo único seguro es que las barreras seguirán cayendo y cada vez más mexicanos van a migrar a un mundo hipercomunicado.

 

You may also read!

simon

“No creo en una economía con 52 millones de pobres”, Simón Levy-Dabbah

Emprendedor, multicultural y mexicano, Simón Levy-Dabbah presentó en esta trigésimo primera edición de la FIL su nuevo libro titulado

Leer mas...
perezreverte

Arturo Pérez-Reverte: “A veces, leer no es bueno”

Este domingo 26 de noviembre, el escritor español Arturo Pérez-Reverte presentó en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara

Leer mas...
b9eeabaa-6639-44ed-80a2-22453bb59b94

“Revoluciones por minuto” reflexiona sobre el alcohol al volante

Por Niza Quintero y Fabiola Nava. La Universidad Panamericana Campus Guadalajara presentó la obra Revoluciones por minuto (RPM) del 14

Leer mas...

Leave a reply:

Your email address will not be published.

Mobile Sliding Menu