¡Amunt Valencia!

In La Casaca, Portada
juan-irigoyen

Bien dicen que Sevilla tiene un color especial y, sin lugar a duda, fue una noche especial para la afición ‘Che’ que, después de 11 años, volvió a celebrar un título, en esta ocasión fue la Copa del Rey. El Valencia rompió esta sequía tras derrotar 2-1 a un decepcionante Barcelona que, sin pena ni gloria, se paseó por el Benito Villamarín -estadio del Real Betis Balompié en Sevilla (España)-, sede de la final de la Copa.

El encuentro empezó bastante movido, pues a tan solo 5 minutos de haber empezado el juego, el Valencia tuvo la primera oportunidad de marcar. La jugada llegó tras un fallo del defensa blaugrana Lenglet, quien dejó el balón al delantero valenciano, Rodrigo Moreno; este regateó al portero y disparó. Parecía que iba a caer el primer tanto, pero Gerard Piqué apareció con una gran barrida para sacar la pelota en la línea de gol.

Después de este aviso el Barcelona se hizo con el balón, pero, a pesar de tener la posesión, no encontraba la forma de doblegar a la defensiva rival. La primera aproximación de peligro del Barça llegó hasta el 17’, tras un disparo de Lionel Messi que paso por un lado del arco rival.

A pesar del disparo de Messi, el Barcelona seguía dormido y sin saber dónde estaba parado. Esto lo terminaría por aprovechar el Valencia, pues, al 21’ Gayá puso un centro raso para que Kevin Gameiro recortara a Jordi Alba y mandara el balón a las redes, poniendo así el 1-0. Los aficionados valencianos estallaron de júbilo e hicieron del Benito Villamarín un auténtico volcán.

Los dirigidos por Marcelino tuvieron un envión anímico a partir del gol que terminarían por aprovechar, ya que, tan sólo 12 minutos más tarde, Rodrigo mandaría el balón al fondo con un testarazo, todo esto gracias al pase del valencianista Carlos Soler, que se impuso a la férrea marca de Jordi Alba.

Lo único rescatable de la primera parte del Barcelona llegó al final de esta, pues Messi sacó un tiro fuera del área que terminó por tapar el guardameta valenciano Doménech. Con un Barcelona bastante deficiente y un Valencia inteligente tácticamente llegó el medio tiempo.

En la segunda parte el Barcelona despertó al 56’ con un drible sensacional y un magistral disparo de Messi con parte externa que terminó estrellándose en el poste, ahogándose así el grito de gol culé.

El Valencia pasaría a ser dominado después de la lesión de su capitán, Dani Parejo, quien hasta ese momento estaba dando un partido espectacular. Fue a partir de aquí que el Barça se creció. Muestra de ello fue que a tan solo 7 minutos después de su salida, Messi encontraría el gol luego del rechace del guardameta en el área chica poniendo así a su equipo a uno de distancia.

Gracias a este gol le daba una esperanza al Barcelona de empatar, ya que todavía quedaba tiempo suficiente para pensar en el milagro. Los últimos 15 minutos del encuentro fueron un vendaval blaugrana, era ataque tras ataque sin descanso alguno. A pesar de los innumerables embates culés, el Barça no encontraría el gol que les diera el empate.

De esta manera, el Valencia C.F., que se fundó en 1919, se convirtió en campeón de la Copa del Rey luego de 11 años de no levantar ningún trofeo. Esta copa es el broche de oro para la temporada del Valencia, pues qué mejor que ganar un título en el año de tu centenario, además de estar clasificado a la Champions League de la siguiente temporada.

Imagen: Juan Irigoyen

You may also read!

whatsapp-image-2019-11-28-at-18-48-34

El musical paparazzi es “regalo enorme”

Mañana sábado 30 de noviembre tendrá lugar la última función de Paparazzi El Musical, una obra de teatro que tiene

Leer mas...
img_5635

Lo que se puede vivir en una mañana

Por Carlos García Becerra Hace ya dos domingos hice algo que no había hecho en años y no, no estoy

Leer mas...
image0

Más que puntos extra

Por Karla Carpinteyro Correr una carrera es una experiencia diferente para todos; implica esfuerzos distintos y una motivación específica.

Leer mas...

Leave a reply:

Your email address will not be published.

Mobile Sliding Menu